3 Claves para el adecuado desarrollo emocional de tu bebé en la primera infancia



De acuerdo con la UNICEF, la primera infancia o infancia temprana, se define como un periodo comprendido entre el nacimiento del bebé y sus ocho años de edad. Comprende un momento único en el que su cerebro experimenta un desarrollo notable, es en ésta época en que los niños reciben la mayor influencia de sus entornos y contextos. Si te interesa profundizar un poco más acerca de la AEPI (atención y educación de la primera infancia).


EL DESARROLLO EMOCIONAL DE TU BEBÉ SE DIFERENCIA A LAS EMOCIONES EN LOS ADULTOS


y este punto debemos tenerlo muy en cuenta, porque no podremos comparar nuestras emociones de adultos, completamente elaboradas, a las emociones innatas que experimentamos cuando apenas somos bebés.


Cuando apenas llegamos al mundo, los seres humanos, traemos una serie de conductas innatas espontáneas fundamentales para generar los vínculos de apego. Somos una especie social y necesitamos del vínculo emocional para desarrollar todo nuestro potencial.

Según el Dr Michael Lewis, los recién nacidos son capaces de mostrar 3 tipos de emociones básicas, como son el interés, la aflicción y la satisfacción. Al cabo de 6 meses, éstas evolucionarán en alegría, sorpresa, tristeza, repugnancia, enojo y temor. Entre 9 y 10 meses, tu bebé podrá expresar emociones de manera muy eficiente, pasará muy fácilmente de la frustración, enojo y tristeza a la alegría y viceversa, no te preocupes, se está desarrollando. Sé consciente de esta etapa, respira y ayúdale a regular sus emociones.


Y así continuará su desarrollo emocional a medida que va experimentando el mundo y va adquiriendo nuevas habilidades cognitivas. Así pues, no hace ningún sentido, procurar equiparar nuestra experiencia emocional con la de un pequeño que apenas inicia la construcción de sus habilidades emocionales.


EL SOSTÉN EN EL DESARROLLO EMOCIONAL DE TU BEBÉ


La necesidad de ser sostenidos emocionalmente por otros y la búsqueda de interés en la relación humana, son rasgos característicos de nuestra especie y los manifestamos desde nuestro nacimiento.


Éste sostén emocional es el que nos permite crear vínculos íntimos con nuestros cuidadores primarios más cercanos y que se establece en un ambiente de apego seguro con ellos de manera cotidiana y previsible.


Es a través de esta cotidianidad y previsibilidad que los niños y niñas, construimos vínculos de apego seguro, con nuestros cuidadores primarios. Te recomiendo mi artículo anterior para profundizar en el tema. (COMO SE SIENTE EL APEGO SEGURO EN LA EDAD ADULTA)



LOS VÍNCULOS AFECTIVOS Y LA CONFIANZA BÁSICA EN EL DESARROLLO EMOCIONAL DE TU BEBE


Todos los que somos padres hemos pasado por una situación típica en la infancia y es la experiencia del primer día de jardín infantil de nuestros hijos. El momento en que por primera vez, se separa de nosotros y atraviesa por ese momento de angustia por saber si nos volverá a ver o si llegaremos a recogerlo nuevamente.


Se que para nosotros, como sus cuidadores primarios, padres, no ha sido el momento más feliz en nuestras vidas, nos llenamos de angustias, inseguridades, queremos abrir una ventana en la pared del jardín para confirmar que están seguros y que nada les va a pasar. Si ese nivel de pensamiento se nos cruza por la mente, ¿podrás imaginar que pasa por su incipiente emocionalidad en desarrollo?.


La confianza básica es un logro que se da como resultado de la interacción segura entre los niños y sus cuidadores primarios. El niño o niña que la desarrolla satisfactoriamente, podrá explorar el mundo, crecer, separarse de sus cuidadores primarios y constituirse como un individuo.


Los vínculos afectivos estables y contenedores reducen el malestar emocional y refuerzan los sentimientos positivos en niños y niñas. Puedes ampliar este tema en mi artículo (LAS INTERACCIONES AMOROSAS ENTRE EL BEBÉ Y SU CUIDADOR CONSTRUYEN EL CEREBRO SOCIAL)


RIESGOS POTENCIALES EN NIÑOS O NIÑAS QUE NO APRENDEN A REGULAR SUS EMOCIONES



Prevención de Adicciones desde la Infancia Temprana


En Emotional Care, este es nuestro principal objetivo. Aunque seguramente esta idea te suene rara o escandalosa, y te entiendo, porque ningún padre imagina que su bebé o niño pequeño pueda llegar a caer en ese problema en el futuro.


Sin embargo, las más avanzadas investigaciones en prevención de adicciones confirman que la mejor edad para prevenir es la primera infancia.


¿Por qué? porque es durante esta etapa cuando el cerebro del bebé se desarrolla con más rapidez, y lo que se ha descubierto a través de las neurociencias, es que el afecto, el amor y la forma en cómo el bebé y niño pequeño son cuidados, afecta directamente el desarrollo cerebral.


En pocas palabras, si un bebé es amado, aceptado y se atienden sus necesidades emocionales de manera apropiada, su cerebro se desarrollará más sano, en particular la corteza prefrontal, que es la zona del cerebro que tiene que ver con el control de impulsos, la regulación emocional y la toma de decisiones.


En cambio, si un bebé vive con mucha angustia, porque no está bien cuidado, porque siente que no puede confiar en su cuidador, o porque en su familia se vive una situación constante de conflicto, su cerebro lo resentirá físicamente.


Ese estrés emocional que experimenta impedirá que su cerebro se desarrolle en plenitud, en particular la corteza prefrontal que ya mencionamos anteriormente, lo que podría traducirse en una mayor dificultad para controlar sus impulsos y regular sus emociones durante la adolescencia, dejándolo más vulnerable al momento de decidir sobre la posibilidad de consumir alguna sustancia o no.


¿CÓMO PODEMOS AYUDARTE?


En Emotional Care manejamos un enfoque preventivo, mediante la detección y modificación de Factores de Riesgo y Factores de Protección para nuestros pequeños.


Gran parte de los programas preventivos para intervenir en la infancia temprana coinciden en que al hacerlo, se pueden mejorar ciertas conductas, como el aprendizaje, la competencia, el desarrollo de habilidades sociales y una autorregulación emocional efectiva.


Suscríbete a nuestro boletín para estar informado de claves, estrategias y métodos eficaces para la educación de tus hijos. SUSCRIBIRSE


Solicita una consulta conmigo (MI AGENDA)


Hasta pronto.


Laura Ríos

Maestra en orientación Familiar, experta en prevención de adicciones



32 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo